26 ene. 2010

Un Decálogo anti - EGO


1- Expresar y difundir públicamente nuestra opinión acerca de cómo el EGO afecta e interviene sin darnos cuenta en las relaciones humanas y en la degradación progresiva de la humanidad

2- Boicotear el consumo de productos publicitados que contienen mensajes en ocasiones agresivos, otros sublimes pero todos ellos con el denominador común del el ego personal como gancho para inducirnos al consumo

3 – No participar en ninguna actividad de competición que establezca el concepto “ganar-ganador” como el objetivo principal de los concursantes, desde una inocente partida de parchís hasta el negocio de las olimpiadas

4 – Promover una campaña masiva con el eslogan “NO A LA COMPETICIÓN”

5 – Reivindicar en el calendario mundial “EL DÍA SIN EGO”

6 – Implicar a personas relevantes de nuestra sociedad, para que juntos creen un grupo de opinión capaz de incidir en los medios de comunicación, convirtiéndose así en altavoces de individuos y grupos minoritarios sin apenas repercusión mediática

7- Proponer instalar en los puntos limpios existentes, un espacio de reciclaje habilitado para que personas concienciadas puedan deshacerse de enseres y objetos innecesarios cuyo principal objetivo es la ostentación a través de signos externos

8- Realizar un escaneo interior para identificar las manifestaciones cotidianas de nuestro EGO personal, escribiendo en un papel todas aquellas acciones u omisiones que sin darnos apenas cuenta, afectan nuestra calidad de vida y repercuten negativamente en el entorno social más cercano.

9 – Establecer un planning de trabajo espiritual para poco a poco atenuar y deshacernos de los efectos negativos que el EGO provoca en nuestras vidas

Podemos por ejemplo, elegir una de las manifestaciones importantes que hayamos detectado, centrarnos en él para identificarlo y observarlo en cuanto aparezca, poco a poco conseguiremos neutralizar los efectos de esa energía negativa que hasta entonces no habíamos dado importancia, así podemos actuar progresivamente

10- Hacer ejercicios de PRESENCIA continuados, podemos emplear la meditación o cualquier otro momento para experimentar en el día a día los beneficios que comporta liberarnos del EGO

Para ello es preciso observar sin juicio desde la dimensión del ser, es decir del no-pensamiento, con la práctica continuada, conseguiremos conectar con la paz interior, eso que llamamos felicidad

La liberación del EGO nos ayudará a aceptar sin resistencia todo lo que sucede a nuestro alrededor, entendiendo a la vez que nuestra percepción de la realidad no tiene nada que ver con lo que sucede sino con la interpretación que hace nuestro EGO

Sus juicios emiten energía a través de los pensamientos, y éstos a su vez, se materializan en emociones, sensaciones, es decir, estados variables de ánimos o psíquicos del individuo

No hay comentarios: